LA VIDA ES UNA BUENA FIESTA?!

Después del taller de este finde sobre el dinero, vamos a hablar un poquito más de nuestras creencias respecto de la vida.

En este taller hemos visto que una condición necesaria para conseguir cambiar nuestra situación económica es verificar cuáles son nuestras creencias relativas a la vida. Porque, para disfrutar de la vida, necesitamos que nuestro sistema de creencias relativas a la vida esté de acuerdo.

Estas creencias son el resultado del ejemplo de nuestros padres, de nuestros abuelos. También de los mensajes relativos a la vida que les hemos oído a ellos.

Por ejemplo, hemos podido escuchar frases de este tipo:

– la vida es dura, tienes que luchar

– la vida es una tostada de mierda

– en la vida todo hay que merecerlo… en la creencia que hay detrás de esta frase, el mensaje es que en la vida nada es fácil, todo se consigue con esfuerzo; así que, ¡¡queda poco espacio para el placer y para disfrutar!!

Por supuesto, todo esto son generalizaciones, pero esas generalizaciones se vuelven verdades para nuestro inconsciente. Y cuando en nuestro inconsciente se graba una creencia, en nuestro día a día verificaremos constantemente ese mensaje. ¡Ese es el poder de las creencias!

Así pues, en este proceso la primera etapa es tomar conciencia de todos los mensajes limitantes, relativos a la vida, que hemos recibido en nuestra infancia y adolescencia, y resumirlos en una frase.

Después, encontrar el nuevo mensaje constructivo que necesito sobre la vida, que todavía no me creo, para disfrutar más de mi vida.

Lo importante es que la nueva creencia no sea lo inverso de la creencia limitante. Por ejemplo: La vida es dura — La vida es fácil.

Sino cambiar de nivel el sistema: La vida es dura — La vida es mi amiga.

El lenguaje del inconciente es el símbolo; gracias a eso puedes dibujar un símbolo para la creencia limitante y otro para la nueva y, a partir de estos símbolos, crear un ritual para cambiarlo.

Después, tienes que trabajar sobre la creencia relativa a ti mismo y al dinero para recuperar un sistema de creencias que esté en coherencia con tu objetivo.

Un abrazo creativo.
Jean-Guillaume

 

Share this story
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on pinterest